sin ciencia no hay futuro

caras tristes en dirige s.a.c. sienten que ya estan de salida 

Doe Run Perú: El voto laboral y de 7 empresas mineras dan golpe en la junta de acreedores

El 18/9/17 habrá nueva junta de acreedores para definir el nuevo rumbo                                                                                                             por Juan Cangalaya

Publicado: 2017-08-24

La aprobación de la venta no simultánea del complejo metalúrgico La Oroya (CMLO) y la mina Cobriza (UMC) no hubiera sido posible sin el voto del acreedor laboral (8.3%) y 7 mineras (7% en total: Buenaventura, Argentum, Casapalca, Santa Luisa, Pan American Huaron, El Brocal y Votorantim Cajamarquilla)  

Eso permitió romper el bloqueo de Doe Run Cayman (DRC) y el grupo Volcán. Esta vez, el acreedor-Estado cumplió con su rol de líder en la junta, fue quien persuadió a las 7 mineras para que asistan a la junta, para conseguir un angustioso 67,92% de 66.66% de votos que se necesitaban.

Con la liquidadora DIRIGE no se conseguirá nada. Quien comete un error debe pagar el costo con su salida. Grave error es no tener una capacidad de reacción inmediata tal como (¡ahora sí!) lo ha demostrado el acreedor-Estado. En esta junta (agosto) el liquidador debió sugerir que se ponga al voto la valorización del CMLO y UMC y las bases de remate para una ronda de remates en noviembre próximo, y así aprovechar la coyuntura de alza de precios del cobre y zinc y plomo. En fin, ya se sabe que a Dirige le quedó grande el encargo, y, ahora, ya parece un pollo corriendo sin cabeza.

Otro grave error de Dirige, fue poner de director de la venta a una persona que en la junta mostró ser un incompetente para esa misión, hizo una exposición de 30 minutos soporíferos. Por su parte, cuando habló Peschiera, las cifras de la caja que mencionó maquillaron la muerte lenta de DRP; es evidente que la empresa continúa con respirador artificial, que lo son US$19 mllns de venta de ferritas de zinc y (el alarmante) descreme de la mina de cobre; sin esto, hoy en día, Dirige, en la caja no tendría plata ni para pagarse el jugoso honorario (S/377 mil al mes).

Los acreedores en junta de setiembre próximo tienen la oportunidad de hacer una segunda demostración de eficacia: cambiar al liquidador Dirige S.A.C. y al Supervisor, racionalizar los costos operativos, lanzar para noviembre la subasta de Cobriza y para Enero 2018 la del CMLO; para la valorización tomar en cuenta el informe de los técnicos de DRP; debatir y sincerar las condiciones de venta ( las bases del remate y el contrato de compra venta) que se ofrecerán a los posibles compradores; y, con la debida confidencialidad, que los actores de la oferta y demanda intercambien sus puntos de vista.

Con la venta de Cobriza, llegará la ansiada inversión que requiere con urgencia esta mina de cobre. Con la venta del CMLO viene la inversión. Sino reacciona el mercado, queda la opción de la transferencia a los trabajadores (si otra vez hay tres remates desiertos); la adjudicación a los trabajadores es un reto complicado por su viabilidad (3,450 acreedores laborales) y factibilidad (se necesita cash que provenga de un socio estratégico), nadie lo niega, pero si no hay otro camino que andar, no quedaría otra opción.

Nada es sencillo en este mundo donde el mercado tiene la última palabra.

De cara a la junta de acreedores que se convocará para el 13 y 18 de setiembre, cabe continuar trabajando como se hizo en en la junta de agosto.


Escrito por


Publicado en